Motorway.

Martes 22.06.2010
Yo tampoco lo sé. Tampoco tengo la remota idea de qué hago aún sentada aquí, sin hacer nada por arreglarlo. Sí, es cierto, como siempre estoy perdiendo el tiempo. Ya dije que ni siquiera yo sé a qué estoy esperando. Pero siento la necesidad de por una vez, permanecer aquí tumbada en la carretera, creyendo que puede pasar algún automóvil con alguien gritando la solución, o quizás a que pueda sobrevolarme un zepelin del que cuelgue, precisamente eso, la solución a todo lo que tengo que comenzar a resolver. Puede que lleves razón, y debo sobreponerme. Pero ¿acaso jamás has notado esa sensación de cansancio?¿No has notado alguna vez tus huesos flaquear? Ese miedo a actuar, ante lo que jamás sueles enfrentarte. Sí, esa sensación de tener todo lo externo a tí en calma. Y sin embargo, a la persona de la que jamás, jamás, te separarás, aún no has comenzado a mostrarle un mínimo de interés. Hablo de tí, de tí mismo, de uno mismo. De estar harto de preocuparse por los demás, mientras ocultas tus inquietudes, finges que tienen menos importancia que las del resto de tu entorno. Y bueno, sí, reconforta saber que para ellos también eres importante, cuentan contigo. Y sin embargo no eres consciente de que si tarde o temprano no terminas por cuidar de tí, nadie lo hará. Y en la carretera, nadie te tirará una botella de agua para que lleves mejor la espera.

***
Muchísimas gracias a
http://elsuspirodelafelicidad.blogspot.com/ (Para gustos los colores)
http://historiasenpalabras.blogspot.com/ (Historias en palabras)

por ambos premios. Ciertamente, ese pequeño gesto hace que una sienta que esto realmente merece la pena. Gracias y prometo que en breves dedicaré una entrada para compartir estos premios con otros grandes blogs que pasan por aquí. ;)

Noelia  – (22 de junio de 2010, 4:13)  

Al principio yo vivía así. No pensaba nunca en mi, sino en hacer felices a los demás. Mi sufrimiento y mis miedos se iban almacenando hasta que no puede más. Tuve un crisis de ansiedad, estaba sobrepasada. Necesitaba volver a tomar las riendas de mi vida, cuidar de mi y lo hice.

Aunque me preocupen otras personas, yo soy lo principal, nadie va a ayudarme, soy consciente de ello, aun así, ya no tengo miedo.

un abrazo

Soñadora de la vida  – (22 de junio de 2010, 4:19)  

Es verdad. Tenemos que vivir un poquito mas pendientes de nosotros msimos. Muchas veces he notado una sensación de vacío y creo que hay que dejar a un lado los rencores y empezar de cero.
Muy bonito post. Besitos!

La chica de las sonrisas  – (22 de junio de 2010, 4:48)  

Tienes razón. A veces nos paramos demasiado tiempo a pensar en los problemas que tienen los demás, buscando soluciones a ellos. No digo que no sea importante, pero debemos dedicarnos algo más de tiempo a nosotros mismos.

joven  – (22 de junio de 2010, 5:30)  

hola 0_0! como estas?
warm greeting from gadget lover ^^!

gracias!

Lorena G.B  – (22 de junio de 2010, 6:26)  

Me gusta tu mundito de palabras ^.^

Clá  – (22 de junio de 2010, 8:19)  

El otro día estuve leyendo un artículo sobre el egoismo. No es malo ser egoista, hay veces que hay que pensar un poquito más en nosotros.
Recomendaba tres películas, una de ellas yo hace poco que la ví, y es genial, si no la has visto te la aconsejo "mi vida sin mi"

muchosbesos
y enhorabuena por tus premios!

La sonrisa de Hiperión  – (22 de junio de 2010, 10:10)  

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

Leire  – (22 de junio de 2010, 13:26)  

te mereces eso y mas! las cosas que escribes son mas que increibles:)

África  – (23 de junio de 2010, 3:33)  

Hace poco eschuché una frase que decía '' escribe tu futuro que nadie va a escribirlo'' y esque si no miras tu por ti, ¿quien lo va hacer?
Me gustan tus entradas.
un saludo

Publicar un comentario

Deja tu zumo de mandarina :)

Quien me sigue me consigue.

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP